En pleno corazón del Valle de Castellbó encontramos Sant Andreu, un pueblo rústico de arquitectura tradicional que combina los paisajes de alta montaña con los bosques, pastos y prados del valle. Cal Segú se encuentra a tan sólo
6 km de Sant Joan de L'Erm, la única estación de esquí nórdico del país. Esta estación se encuentra dentro del recientemente creado Parque Natural de l'Alt Pirineu, que se caracteriza por la extensión de sus bosques y culmina en la Tortea de l'Orri (2.440 m). Por este motivo se trata de una zona con muchas posibilidades para los amantes de los deportes de montaña, ya que en invierno se pede practicar esquí de fondo y en verano se pueden hacer excursiones a pie o rutas en bicicleta.